Juegos Linux: ¿No soy fanático de Comodoro?

En recientes artículos, he dejado plasmado mi opinión sobre Nintendo y Sega. Me considero más fan de Sega que de Nintendo, aunque reconozco que disfruto bastante con la Game Boy Advance y la DS de Nintendo.

Me he criado en la Alemania del Este durante los años 80 y 90, por aquella época las consolas no me atraían demasiado. De hecho, aquí en Europa, los “micro-ordenadores” eran bastante más comunes. Esto también explica por qué yo, personalmente, prefiero modificar/trastear en lugar de simplemente encender un sistema y trabajar dentro de sus limitadas posibilidades. Esto también significa que me siento más cómodo jugando a los juegos en un PC con un ratón y un teclado que con un mando de consola. Ahora sé que, por aquel entonces, Amstard CPC, ZX Spectrum y Atari ST eran los grandes actores del mercado, aunque para mí lo fue y siempre los será Commodore, con la que crecí. Primero con mi C64 “Brotkasten”. (o “Breadbox”), y más tarde con diferentes modelos de Amiga. En este artículo, me gustaría hablar de mis experiencias durante aquella época, y cómo me siento hoy día en relación a comodoro.

La C64 “Brotkasten”

El C64 fue el primer micro-ordenador que tuve de niño. Más exactamente, lo tenía mi padre y yo jugaba con él. Aunque de esto ya hace muchos años, tengo muy buenos recuerdos de este dispositivo.

Figure 1 - The Commodore 64 “Brotkasten”
Figura 1 – El Commodore 64 “Brotkasten”

Si no estás familiarizado con la Commodore 64, es probable que no sepas que su nombre deriva de los 64 KB de RAM con los que tenías que trabajar. Una vez cargado el sistema operativo BASIC, te quedaban 38911 Bytes de RAM libre, que es lo que te quedaba para ejecutar todos tus programas y juegos. Tenía una velocidad de cálculo de aproximadamente 1MHz y ofrecía 16 increíbles colores. Un buen potecial, probablemente comparable a la NES.

La Commodore 64 fue probablemente la más famosa por su impresionante potencial de sonido por aquel entonces. Aquí tienes un ejemplo de la música de Last Ninja https://www.youtube.com/watch?v=CoGFV_xxR64. Había, y sigue existiendo, una gran escena “demo” en torno a la C64, con usuarios creando música y vídeos con impresionantes gráficos.

Recuerdo haber jugado a un juego llamado Mafia que probablemente sea mi mejor recuerdo de la C64. Este juego tenía unos gráficos muy simplistas, pero el sistema de juego era muy divertido. Se jugaba con un teclado en lugar de un joystick, ya que a menudo necesitabas introducir números y otras cosas.

Figure 2 - Mafia on the C64
Figura 2 – Mafia en la C64

En Mafia podías hacer muchas cosas: comprar o robar coches, incluso robar las carteras de la geste. Podías visitar el casino o alquilar un lugar para vivir. Podías intentar presionar a los comercios para que te pagasen dinero a cambio de protección o preguntarles si tenían un trabajo para ti (como sicario). Podías trabajar como portero; intentar robar un banco; montar tu propia pandilla; pasar alcohol de contrabando; comprar armas; entrenarte a ti mismo o a los miembros de tu pandilla, etc.

Empiezas como un personaje desconocido con el que vas ascendiendo poco a poco a través de rangos al margen de la ley. Si hacías “malas acciones”, podías conseguir un trabajo de mayor categoría, como robar bancos o pasar alcohol de contrabando. También te permitía contratar a más miembros de pandillas para realizar trabajos de mayor envergadura.

El juego tenía un error muy práctico que te permitía ir al casino y jugar con dinero negativo. Si realizabas una apuesta de -1,000,000$ y perdías, te volvías instantáneamente rico, lo cual hacía que el juego fuese mucho más fácil, especialmente para un niño tan joven como yo por aquel entonces. Tambíen disfrutaba con un juego de texto llamado Hotel por un error similar. Construías un número negativo de piscinas en tu primer hotel y te hacías instantáneamente rico, aunque ello significaba que nunca podría alcanzar el nivel 5 estrellas, puesto que tus hoteles contaban con un número negativo de piscinas.

La C64 te ofrecía más que los simples malos gráficos y la penosa programación de estos dos juegos. De hecho, había muchos juegos impresionantes. Juegos como R-Type, Maniac Mansion, Turrican, The Last Ninja, IK + (International Karate Plus), Creatures, Boulder Dash, las infames Great Giana Sisters o las series deportivas como Summer Games, Winter Games y California Games.

Tengo muy buenos recuerdos de muchos de estos juegos. Mi madre, que nunca había jugado a ningún juego, llego a jugar a Boulder Dash, lo cual fue increíble. Una vez, jugando a Maniac Mansion, no sabía que el juego tenía la posibilidad de guardarlo e intentamos terminarlo en un día, empezando una y otra vez desde el principio. Turrican era un sorprendente juego de plataformas/disparos con algunos elementos al estilo Metroid. IK+ es considerado uno de los mejores juegos de todos los tiempos, y puesto que Nintendo no quería tener Super Mario en ninguna otra plataforma, disponemos de The Great Giana Sisters en su lugar. The Great Giana Sisters fue un engaño un tanto descarado, aunque asombroso, que más tarde estuvo disponible para NDS y otras plataformas.

Figure 3 - R-Type for the C64
Figura 3 – R-Type para la C64

Figure 4 - Zak McKracken on the C64. These early adventures were quite difficult
Figura 4 – Zak McKracken en la C64. Estas primeras aventuras eran bastante difíciles

Figure 5 - IK+: one of the best fighting sims out there
Figura 5 – IK +: uno de los mejores simuladores de combate que existen

Figure 6 - Last Ninja 2: Awesome graphics, music, and gameplay, but damn hard!
Figura 6 – Last Ninja 2: Impresionantes Gráficos, música y jugabilidad, ¡aunque condenadamente difícil!

Figure 7 - Collecting diamonds was never as much fun as in Boulder Dash
Figura 7: Coleccionar diamantes nunca fue tan divertido como en Boulder Dash

En definitiva, la C64 fue un impresionante ordenador doméstico. No es de extrañar que, en un momento dado, fuese el ordenador doméstico más vendido de todos los tiempos. Aunque era pequeño, sigo recordando los buenos momentos que pasaba jugando en él. Aunque las nuevas versiones pueden tener mejores gráficos, a veces el sentimiento de lo original y aténtico te viene a la memoria. Esto es precisamente lo que me ocurre con la C64 y algunos de sus juegos, como Boulder Dash. Hay otras versiones de este juego con gráficos mejorados, pero en mi opinión son horrendos. La única y verdadera versión de este juego es la de la vieja C64 (y tal vez algunos clones de otros sistemas).

Mi época con Amiga

Aunque la C64 fue una magnífica obra con una gran flexibilidad, el Amiga supuso un increíble salto en cuanto a tecnología. Fue un paso adelante en la forma en la que lo hizo la NES cuando dio el salto a la SNES.

La historia que hay detrás de Amiga es larga y emocionante. Algunos incluso la llamarían desgarradora, con sus muchos altibajos, especialmente hacia el final. Si te interesa la historia de Amiga, te sugiero que veas la película “From Bedrooms to Billions–The Amiga Years”. Es un buen documental sobre cómo Amiga cobró vida y fascinó a la gente. Si nunca has tenido un Amiga, puede que te sea un tanto difícil entender toda su esencia.

El Amiga fue una especie de “el” PC de finales de los 80 y principios de los 90. Los PC compatibles con IBM eran muy costosos. Apple tampoco era barato y apenas habían hecho cambios en bastante tiempo. Los ordenadores domésticos Atari todavía seguían siendo bastante limitados. De repente, apareció un ordenador con un cierto potencial a un precio bastante razonable. El Amiga soportaba la multitarea y se podía elegir entre 4096 colores, los mismos que en el caso de la SNES en su modo 7. Los modelos posteriores llegaron a ofrecer más de 16 millones de colores (24 bits), audio estéreo de 4 canales, discos estándar como medio de almacenamiento y mucho más.

Una de sus características más destacadas fue el Workbench. Hoy día, la mayoría lo llamaría “Escritorio”.

El primer Workbench que llegó a usarse con cierta frecuencia fue la versión 1.3, que estaba ampliamente disponible en torno a 1987 en los primeros Amigas. Aunque visualmente no era muy diferente de la versión 1.0 (ya lanzada en 1985), empezó a usarte con una mayor frecuencia. Casi al mismo tiempo, Windows 2.0, que todavía se ejecutaba en DOS, aparecía en los PCs compatibles con IBM.

Figure 8 - Workbench 1.3 on an Amiga running from HDD
Figura 8 – Workbench 1.3 en un Amiga ejecutándose desde un HDD

Figure 9 - Windows 2.0 under DOS for IBM PC
Figura 9 – Windows 2.0 en DOS para PC IBM

Fue en 1990 o 1991 cuando se lanzó Workbench 2.0 con un cambio importante en la apariencia que hizo que el Amiga pareciera un decente ordenador de escritorio. Se necesitaba una nueva versión del Kickstart (era como la BIOS del sistema) para ejecutarse, aunque se podía ejecutar en los Amigas más antiguos, siempre que tuvieran el Kickstart más reciente. Kickstart era en realidad una ROM que podía sustituirse en la placa base del sistema.

Figure 10 - A more streamlined Workbench 2.0 for the Amiga
Figura 10 – Un Workbench 2.0 más optimizado para el Amiga

Figure 11 - Windows 3.0 for DOS PCs
Figura 11 – Windows 3.0 para PCs con DOS

Un año después, en 1992, con las versiones más recientes de Amiga y Kickstart 3.0/3.1, se presentó una nueva versión de Workbench. Workbench 3.0 una vez más mostró gráficos algo más mejorados, pero su mayor avance radicaba en la funcionalidad.

Figure 12 - Workbench 3.0 with background pictures for each folder and desktop
Figura 12 – Workbench 3.0 con imágenes de fondo para cada carpeta y escritorio

Figure 13 - Windows 3.1 for DOS
Figura 13 – Windows 3.1 para DOS

Workbench se podía ejecutar directamente desde discos o se podía instalar en un disco duro, si estaba disponible. Tenía características muy interesantes, como un menú contextual (click con el botón derecho) para operaciones de archivos. Cada carpeta se podía configurar de forma individual y los cambios que quedaban guardados para cada carpeta.

Si eres un gurú de los PCs, probablemente hayas oído hablar de algo llamado “Ram Disk”. Es una técnica que usa parte de tu RAM como un disco virtual para poner datos, mejorando la seguridad o, más probablemente, la velocidad.

Por ejemplo, hay quien usa un Ram Disk para colocar los archivos temporales del navegador en una carpeta temporal, primero para eliminar automáticamente los archivos del Ram Disk cuando se reinicia el PC para no corromper el disco; y segundo, para acelerar los tiempos de carga de dichos archivos, ya que la RAM es mucho más rápida que cualquier HDD (e incluso los SSD).

El Amiga ya contaba con esto como una función integrada en Workbench. Si tenías suficiente RAM, podías copiar un juego desde un disquete directamente al RAM Disk e iniciarlo desde allí, lo que significaba que nunca tenía que cargar el juego desde el disco, sino que podía cargar todos los datos desde la memoria, si tenías suficiente para ello.

Aunque Workbench original empezó a mejorar su apariencia en la versión 2.0, todavía quedaban más proyectos por llegar.

MagicWB mejoró enormemente la apariencia de cualquier Workbench versión 2.0 o superior, lo que permitió que tu Amiga de 1992 tuviese el siguiente aspecto:

Figure 14 - MagicWB improved the look and feel of the Workbench by adding new icons, backgrounds, and color schemes
Figura 14: MagicWB mejoró la apariencia del Workbench al agregar nuevos iconos, fondos y combinaciones de colores.

El Amiga era una impresionante pieza de hardware en aquel momento, equiparándose al moderno hardware de los PCs de IBM, Apple y Atari. El Amiga fue utilizado por muchos y diferentes artistas, ya que el mod tracker (también conocido como “Protracker” o “Fast Tracker”) se utilizaba para crear impresionante música con el Amiga.

Ejemplos: https://www.youtube.com/watch?v=eclMFa0mD1c https://www.youtube.com/watch?v=p9zmLQGBTIw

Deluxe Paint para el Amiga estaba muy por delante de su tiempo y fue utilizado por muchos artistas para crear imágenes o manipular fotos (https://www.youtube.com/watch?v=RO7JURHm_jk) De hecho, el Amiga tenía un rendimiento gráfico tan potente para su época que se llegó a utilizar en la producción de películas y televisión.

Si alguna vez has oído hablar de Babylon 5, este serie de televisión se benefició bastante del Amiga: https://www.youtube.com/watch?v=iXmSA18cfgA

De hecho, Video Toaster, que podría usarse de muchas y diferentes maneras, revolucionó la industria: https://www.youtube.com/watch?v=6eNYj-Chkxw

Después de leer que con un Amiga se puede hacer cuchas cosas creativas, uno se puede preguntar … ¿De qué está hablando? Pensaba que estábamos hablando de juegos

Pues bien, a pesar de todo lo que se podía hacer con el Amiga, aún seguía usándose principalmente para juegos. Existen casi 1800 juegos para Amiga, algo comparable con los lanzamientos mundiales de SNES (solo 720 de los lanzamientos de SNES fueron publicados en los Estados Unidos).

Con esta impresionante colección de juegos, el Amiga tenía juegos para todos los publicos: juegos de rol, aventuras, carreras, combates. Todos los géneros de juego existían para el Amiga. La mayoría de mis recuerdos de la infancia hasta cumplir los 14 años se centra en el Amiga y sus juegos. Existian tantos títulos impresionantes para el sistema, que ni siquiera sabría por dónde empezar.

He jugado a multitud de juegos de aventuras en el Amiga, como Monkey Island 1 y 2, Indiana Jones 3 y 4, Beneath a Steel Sky (que venía con quince discos), Simon the Sorcerer, Operation Stealth, Dune, Loom y muchos más.

Figure 15 - The Monkey Island Series is an extremely funny adventure series. If you never played them, you really missed out on gaming history
Figura 15 – La serie Monkey Island es una serie de aventuras extremadamente divertida. Si nunca has llegado a jugarla, es que realmente te has perdido parte de la historia de los juegos.

Figure 16 - Operation Stealth was a detailed, complex secret agent adventure on the Amiga
Figura 16 – Operation Stealth fue una detallada y compleja aventura de agente secreto en el Amiga

Muchos juegos de Amiga fueron superiores a sus homólogos para PC. Especialmente en los primeros años, el Amiga superó a otros sistemas con mejores gráficos y mejor música. Muchos juegos que luego ejecuté en el PC me parecieron un tanto extraños por esta razón, ya que era conocedor de que eran “mejores” en el Amiga que cuando los reproduces en el PC. El Amiga también contaba con muchas versiones de antiguos juegos de la C64 con gráficos mejorados.

Me resulta realmente difícil decantarme por algunos juegos de Amiga, ya que me gustan muchos de aquella época. Rodland, un pequeño y divertido juego de plataformas. Lost Patrol, en este juego debes guiar a un grupo de soldados estadounidenses varados en Vietnam hasta una base militar. Este juego es muy difícil, pero está magníficamente renderizado y es bastante complejo. La música solo ya merece un premio; es una de las mejores bandas sonoras que he escuchado en un videojuego. Persian Gulf Inferno, un juego de plataformas/tirador en el que tienes que liberar a una plataforma petrolera de terroristas del Medio Oriente. Rainbow Island, del cual se dice que es la mejor versión de todos en Amiga. Arabian Nights, un juego de plataformas donde, aunque no está relacionado con la película de Disney, juegas con un personaje del tipo Aladdin, también tiene buena música y gráficos para ser un título de aquella época.

Figure 17 - First Samurai on the Amiga. I loved swinging that sword!
Figura 17 – First Samurai en el Amiga. ¡Me encantaba balancear esa espada!

First Samurai era un juego de plataformas que incluye elementos de combate, excelentes gráficos, sonidos e interpretaciones de voces muy claras. Fire and Ice era un juego de plataformas aún más impresionante, y The Chaos Engine (también conocido como Soldiers of Fortune) era un increíble juego de correr y disparar cooperativo. Flashback era un juego de aventuras de acción/plataformas, que no le gustó demasiado a la gente, pero que yo la disfruté bastante en el Amiga.

Figure 18 - Flashback was ported to nearly all systems at the time, but the Amiga version is the one I played and finished
Figura 18 – Flashback fue exportado a casi todos los sistemas de aquella epoca, pero la versión de Amiga es a la que jugué y terminé.

He jugado a más de cien juegos para Amiga, ya que tenía algunos títulos bastante sorprendentes. Hasta que conseguí mi primer PC, jugué a mi incondicional Amiga, pasando por diferentes modelos a lo largo del tiempo (mi padre los tenía y yo jugaba con ellos).

Empecé con el modelo más común, el Amiga 500, al que le conseguimos un disco duro más tarde. También nos hicimos con un Kick-Switch, que nos permitía cambiar entre Kickstart 1.3 y 2.04, y con la expansión de RAM.

Un tío mío tenía un Amiga 600 pero un poco mediocre. Tenía un pequeño y original disco duro Amiga integrado en el sistema, e incluso recurriendo a la compresión, el disco duro estaba continuamente lleno.

Figure 19 - Moonstone was a fun, but very bloody game
Figura 19: Moonstone era un juego muy divertido, pero a la vez muy sangriento

Figure 20 - Wing Commander for the Amiga started my passion for space simulations
Figura 20 – Wing Commander para Amiga despertó mi pasión por los simuladores espaciales

Más tarde, conseguimos un Amiga 1200. Se trataba de un sistema nuevo y mejorado, que usaba Kickstart 3.1 y un chip AGA, que era un chip de gráficos mejorado que permitía 16,7 millones de colores en lugar de los 4,096 colores del Amiga 500. También, durante poco tiempo llegue a tener un Amiga CD32, la primera consola de juegos basada en CD de 32 bits, pero, aunque el formato de CD era prometedor, la mayoría de los juegos eran simplemente versiones lineales de los títulos de Amiga 1200.

El Amiga era fascinante. Aunque jugué a muchos juegos con él, apenas llegue a arañar la superficie de la inmensa colección de juegos que había disponible.

Reflexiones finales

Entonces, vuelvo a la misma pregunta que he hecho a lo largo de esta serie con respecto a otros sistemas: ¿soy un fanático de Commodore?

Si creciste en Europa a finales de los 80 y en los 90 y no sabías lo que era un C64 o un Amiga, probablemente vivías debajo de una roca. Siempre hablaré con orgullo de mi Amiga y de los juegos que tuve. Es posible emular los juegos de C64 y Amiga en ODROID, pudiendo revivir tus recuerdos de esa época.

Pero últimamente me dado cuenta de que, si quisiera recomendar juegos a alguien que nunca ha tenido una C64 o un Amiga, y que no ha crecido con estos sistemas, es difícil hacerle sentir lo mismo que se siente cuando eras un niño. Muchos de los juegos existentes en el C64 y Amiga fueron exportados a otros sistemas, y aunque el Amiga es probablemente la mejor plataforma para algunos de estos juegos, no a todos les gusta el tipo de juegos de estrategia, simuladores o juegos de aventuras que hicieron tan increíbles estos sistemas.

De hecho, si quisiera revivir mis juegos de aventuras, es muy probable que vaya directamente a ScummVM, donde puedo jugar a estos juegos sin emulación. Si quiero jugar a Dune 2, la serie XCOM, preferiría elegir Dune Legacy o OpenXCom, versiones mejoradas de Linux de estos juegos para ODROID. Si observas la biblioteca de juegos, encontrarás muy pocos IP que sobrevivieran al paso del tiempo. No encontrarás títulos conocidos como Super Mario Bros., The Legend of Zelda, o Sonic the Hedgehog en sistemas Commodore

Todavía hay algunos juegos que diría “¡Oye, juegalo en el Amiga!” Estos son grandes juegos que no existen en ningún otro sistema, aunque la lista es muy corta. El Amiga y el C64 son sistemas geniales con mucho encanto retro, pero me doy cuenta de que me atraen más los juegos SegaCD, Sega Saturn o incluso Master System que los de Amiga o C64. Tengo pensado regresar al Amiga para reproducir algunos juegos, o incluso probar algunos nuevos, pero por más que sea un buen recuerdo de mi infancia, no puedo decir que me dentanto por la Commodore. Por lo tanto, por muy difícil que me sea admitirlo, debo decir que, No, ya no soy fanático de Commodore.

Be the first to comment

Leave a Reply